The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

El lujo y el estilo bohemio van de la mano en los tejidos Paisley de Güell Lamadrid

Os presentamos una selección de colecciones de Güell Lamadrid elaboradas en cachemir. Opciones que le darán un aire bohemio y sofisticado a cualquier estancia.

Ciryl

El Paisley vuelve con fuerza en lino envejecido. Una propuesta decorativa que te transporta a un ambiente colonial fresco donde el “british style” convive con la naturaleza. Ciryl es un elegante cachemir estampado sobre lino 100%.

 

El Tiemblo

Una colección inspirada en el bosque mágico de los cuentos, es un dibujo de cachemir estampado en 3 gamas de color sobre una base de algodón 100% que parece sacado de un cuento de hadas.

 

Michelangelo

Esta colección es colorista y realizada en un tejido 100% algodón. Tiene un dibujo de cachemir con efecto desdibujado, parece que la tela esté ya vivida, como las antiguas obras de la época renacentista.

 

Altamira

Una colección de cachemir estampado sobre tejido de lino/algodón que combina elegantemente con terciopelos lisos y labrados de diseños de rayas y florales.

 

Kyle

Tejido de gran personalidad gracias a que es un terciopelo trabajado y con motivos de inspiración hindú en colores intensos. Su personalidad no deja indiferente.

 

Delaware

Este estampado está en 4 colores sobrios sobre base de algodón/rayón y lino/rayón: azul, verde, rojo y caldera. Este dibujo es un elegantísimo motivo de cachemir con un imponente rapport. Los perfiles y fondos están trabajados de forma desestructurada, lo que hace que el aspecto final sea gastado o vintage, perfecto para las decoraciones más exquisitas.

 

Dauphine

Estampado con diseño de cachemir y motivos florales “vintage” que vuelven a estar de plena efervescencia, con bases naturales 100% algodón. Con un colorido muy elegante y un estilo “retro”.

Talitha Getty, el icono del estilo hippie/bohemio de los años 60

 

 

Las colecciones de Güell Lamadrid nos recuerdan a las historias más fantasiosas sacadas de auténticos cuentos de lugares remotos. Y cuando pensamos en un cuento exótico pensamos en la vida de Talitha Getty, la “socialité” más bohemia de los años 60. Nació en Java en 1940. Pasó sus primeros años, durante la Segunda Guerra Mundial, con su madre en un campo de prisioneros japonés. Su padre fue internado en un campo separado. Tras la guerra, sus padres se independizaron y Talitha se mudó a Gran Bretaña con su madre, que murió al poco tiempo.

 

 

Recién cumplidos los dieciséis se dejó ver por el ambiente más chic londinense, y su estilo hizo el resto. Su estilo boho chic era algo totalmente rompedor, ni siquiera había sido bautizado entonces. Fue la primera joven de rasgos exóticos en vestir minifaldas de charol, pijamas mao, sandalias griegas y dedos repletos de anillos. Lo mezclaba todo: cuero y plumas, seda y lúrex, espiritualidad y frivolidad, Oriente y Occidente. Acumulaba bisutería hindú, sombreros mexicanos, abrigos brocados de alta costura y calzado folk. Coleccionaba Pucci, Missoni, Germana Marucelli, Gucci y Halston.

 

 

 

Conoció al que sería su marido en una cena organizada por Claus von Bülow. Se trataba de John Paul Getty Jr, hijo de Jean Paul Getty, el fundador de la petrolera Getty Oil y según la prensa “el hombre más rico y más tacaño del mundo”.

 

 

Se casaron a los pocos meses, ella con un atuendo que se convertiría en una de sus imágenes más icónicas: un minivestido con capucha rematada en visón blanco.

 

 

[Talitha] llegó como una ráfaga de viento, trayendo un tornado cuando se casó con John Paul Getty Jr. Ella trajo algo nuevo a esa familia y a todo el mundo. Era una mujer muy bella que nunca había pensado en vestirse en una casa de alta costura, a pesar de tener los medios para hacerlo; ella se vistió un poco como un hippie. Fue conmovedora, y muy hermosa. Sí, ella era todo eso. Pero, sobre todo, era un personaje completamente libre, y eso, eso era muy importante.

 Pierre Bergé, L’Officiel, 2016

 

La ‘socialité’ y su marido formaban parte del grupo de ‘hippies de lujo’ que rodeaba y protegía al tímido Saint Laurent. El matrimonio pasaba el tiempo a caballo entre Roma y Marraquech, donde el diseñador y Pierre Bergé tenían un palacio de vacaciones (Darr el-Hanch) y donde formaban pandilla con Mick Jagger y Marianne Faithfull.

 

 

 

 

Pierre Bergé, Talitha Getty e Yves Saint Laurent en Marrakech

 

Talitha murió de una sobredosis de heroína en su apartamento en Roma el 11 de julio de 1971, a la edad de 30 años. Todo un icono de la moda y la encarnación del lujo y lo bohemio murió, como otros muchos, de la mano del exceso.