The Point Newsletter

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Bloomsbury, una colección creada de la mano de Melián Randolph

Una exclusiva colección en colaboración con el estudio de interiorismo Melián Randolph compuesta por 7 estampados de lo más coloristas. Una colección que combina estampados, texturas y diferentes fibras naturales mezclando telas modernas con telas más sutiles y elegantes, que dan como resultado final una colección con un carácter único.

 

 

 

 

 

Una colección con un aire muy intelectual

 

La colección de Güell Lamadrid lleva el nombre del Grupo de Bloomsbury, un influyente grupo de escritores, artistas, intelectuales, economistas, filósofos y críticos de arte ingleses. Se trata de un colectivo de familiares y amigos que vivían en el barrio de Bloomsbury (Londres) durante la primera mitad del siglo XX. En esa época, era un barrio decadente, lleno de estudiantes indolentes y parejas divorciadas.

 

 

En 1905, Thoby Stephen, hermano de Vanessa y Virginia Stephen (después Virginia Woolf), comenzó a organizar tertulias los jueves a la tarde en su casa con sus amigos veinteañeros desenfadados Lytton Strachey, Clive Bell, Saxon Sídney-Turner, Walter Lamb y Desmond McCarthy, a los que después se unirían Duncan Grand, Roger Fry y Leonard Wolf para derribar todas las convenciones sociales de la época. Virginia se casó con Leonard Wolf y fue la responsable de aglutinar a aquella dorada pandilla, a la que se sumaron el escritor E. M. Forster, el economista Maynard Keynes y el filósofo Bertrand Russell.

 

 

Juntos formaron un grupo de libre pensadores muy poco convenciones que creían en la libertad individual. Ante todo eran adoradores de la belleza. Su ideología se resumía con la idea de que los principales objetos de la vida son el amor, la creación, el disfrute de la experiencia estética y la búsqueda del conocimiento.

 

 

Todos los miembros fueron conocidos individualmente por su trabajo en el arte o la literatura. Cultivaron la experimentación y criticaban mutuamente sus obras, lo que los convertía en un grupo que se ayudaban entre ellos sin influir los unos en los otros y perder su independencia y estilo artístico. Tenían preciosas casas de campo donde se reunían y pasaban los eternos veranos. De hecho, se les considera los primeros exploradores de la nueva moral, la libertad de costumbres, el elitismo y la seducción, las señas de identidad de la cultura contemporánea.