http://g-lamadrid.com/thelivingnature/wp-content/uploads/2019/05/Haytor–02.jpg

Haytor, inspiración masculina

septimo

Continuamos con la misma inspiración masculina e introducimos este elegante diseño de rayas en tejido chevron, en una calidad ideal para cortina ligera. En ancho de 3 metros y 100% lino. Disponible en 5 colores. Coordina con la colección Dartmoor.

 

 

 

 

Edie Sedgwick, pura inspiración

 

La inspiración masculina de Haytor y sus características rayas nos recuerda a Edie Sedgwick, musa de dos grandes artistas masculinos, Andy Warhol y Bob Dylan y, además, que casualmente fue una auténtica amante de las rayas. Concretamente de las camisetas de rayas.

 

 

Eddie nació en una familia acomodada en 1943 en Santa Bárbara, California. Era la séptima de ocho hermanos. Tuvo una infancia y adolescencia muy complicada, debido en parte a las dificultades a las que tuvo que hacer frente fruto de una familia desestructurada.

 

 

Con tan solo 21 años se mudó a Nueva York. Al principio se pasaba la mayor parte del tiempo yendo a fiestas salvajes. Aunque su verdadero sueño era el de actuar, bailar y trabajar como modelo. Fue en una fiesta para Tennessee Williams en 1965 cuando se encontró con el hombre que pronto lanzaría su carrera: Andy Warhol.

 

 

Cuando Sedgwick llegó a la famosa Factory, Warhol estaba rodando Vinyl, una película para hombres. En el último momento el artista decidió darle a Sedgwick un pequeño papel de cinco minutos en el que no paraba de fumar y bailar un poco. Ese día nació el dúo Warhol-Sedgwick.

 

 

Warhol la puso como protagonista de al menos 10 de sus películas. Todos en la escena de la subcultura del arte pop sabían el nombre de Edie Sedgwick y fue etiquetada como la Chica del año de Vanity Fair en 1965.

 

 

Aunque Warhol y su musa fueron inseparables por un tiempo, no duró mucho. En el verano de 1965, Sedgwick comenzó a perder la fe en Warhol, creyendo cada vez más que sus películas le hacían parecer una tonta. Además, ella comenzó a ganar interés en otra persona… Bob Dylan. Edie conoció a Bob en The Factory. Nunca se llegó a confirmar ningún romance oficial entre los dos, pero su filtreo no pasó desapercibido. Muchos han especulado que los éxitos de Dylan “Leopard-Skin Pill-Box Hat”, “Just Like a Woman” y “Like a Rolling Stone” hablaban sobre Sedgwick. Una mujer apasionada y con grandes sueños que inspiraba a los artistas más reconocidos de la época. Desgraciadamente, Edie murió a los 28 años por una sobredosis de barbitúricos.

 

 

 

septimoHaytor, inspiración masculina